Cantantes y una bailarina acusan a Plácido Domingo de acoso sexual

Cantantes y una bailarina acusan a Plácido Domingo de acoso sexual

Nueve mujeres denunciaron que el tenor español Plácido Domingo las acosó y cometió otras formas de abuso de poder. Ocho cantantes y una bailarina dijeron que los abusos sucedieron en diferentes momentos a lo largo de tres décadas a partir de los ochenta, en lugares que incluían compañías de ópera donde él ocupaba altos cargos gerenciales.

Los testimonios de las jóvenes fueron publicados el martes por la agencia Associated Press. Casi todos las historias son anónimas y solo se identifica por su nombre a la mezzosoprano Patricia Wulf.

De acuerdo con la agencia estadounidense, una de las mujeres aseguró que Domingo le pasó la mano por la falda y otras tres dijeron que las besó en los labios sin su consentimiento.

“Es extraño que alguien intente sostener tu mano durante un almuerzo de negocios o ponga su mano sobre tu rodilla. Siempre te estaba tocando de alguna manera y siempre te besaba”, dijo una de los cantantes entrevistadas por la agencia.

Además de las nueve artistas que compartieron sus historias, media docena de otras mujeres le dijeron a la agencia que las sugerencias de Domingo las incomodaron, incluida una cantante que aseguró que la invitó a salir en diversas ocasiones después de contratarla para que cantara en una serie de conciertos con él en los noventa.

La agencia estadounidense también habló con otros cantantes, bailarines, músicos de orquesta, miembros del personal detrás del escenario, profesores de voz y un administrador que comentaron haber presenciado un comportamiento inapropiado de Domingo y que acosó a mujeres jóvenes con impunidad.

Además, las historias que compartieron las nueve mujeres presentan patrones de comportamiento similares: Domingo llama a sus casas en horarios nocturnos, expresa interés en sus carreras y les pide que se tomen una copa con él o coman en su apartamento o habitación de hotel con el pretexto de ofrecer asesoramiento profesional.

Dos de las mujeres denunciantes dijeron que cedieron brevemente a las peticiones de Domingo porque no podían arriesgarse a poner en peligro sus carreras si le decían que no al hombre más poderoso de su profesión.

Una de ellas aseguró que tuvo relaciones sexuales con él dos veces. De acuerdo con el testimonio de la joven, cuando Domingo se fue a una actuación, puso 10 dólares en el tocador y dijo: “no quiero que te sientas como una prostituta, pero tampoco quiero que tengas que pagar para estacionarte”.

La mezzosoprano Patricia Wulf también compartió detalles de su caso y dijo que Plácido Domingo le hizo la misma pregunta noche tras noche cuando ella comenzaba su carrera.

“Cada vez que salía del escenario, él estaba en las alas esperándome. Se acercaba a mí, lo más cerca posible, ponía su rostro en mi rostro, bajaba la voz y decía: ‘Patricia, ¿tienes que irte a casa esta noche?’”.

Wulf agregó que decidió compartir su experencia porque el silencio sobre lo que llamó el “secreto bien conocido” del comportamiento de Domingo se ha prolongado demasiado.

“Estoy dando un paso adelante porque espero que pueda ayudar a otras mujeres a presentarse o ser lo suficientemente fuertes como para decir que no”.

Otra de las mujeres que compartió su historia tenía 27 años en 1998, cuando se acababa de anunciar que el tenor se convertiría en director artístico de la Ópera de Los Ángeles. Desde los primeros acercamientos del cantante, la joven sintió pánico y se vio atrapada.

“Estaba totalmente intimidada y sentía que decirle que no sería como decirle que no a Dios. ¿Cómo le dices que no a Dios?”, describe. La joven comenzó a dejar de contestar el teléfono y en persona le daba excusas. Cuando le dijo que estaba casada, Domingo respondió “es una vergüenza que tu marido no entienda sobre tu carrera”.

Cuando el tenor tomó el control de las decisiones de casting de la Ópera de Los Ángeles, no la volvió a contratar.

La doctora en Ciencias Sociales Lucía Núñez Rebolledo explica que las historias de las jóvenes que acusan a Domingo ponen en manifiesto que el acoso y el hostigamiento son formas de aplicar el poder.

“¿Cómo le dices que no a Dios? Esa frase pone de manifiesto que los hombres y otras personas en puestos jerárquicos aprovechan su poder económico y de influencia para que quienes sufren abusos no puedan defenderse porque su propio desarrollo personal y profesional se encuentra en medio”, asegura la académica del Centro de Investigaciones y Estudios de Género (CIEG) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Nuñez Rebolledo puntualiza que Plácido Domingo tenía todo para abusar del poder como utilizar los instrumentos de su profesión para prometer papeles.

“Él reconoce en su respuesta que los principios y las formas de convivir cambian. Eso es una prueba más de que los hombres tienen normalizado ver a las mujeres como sujetos inferiores que desean que una persona con poder actúe en contra de su propio consentimiento y voluntad”, asegura la especialista.

La doctora con líneas de investigación en género añade que este tipo de abusos perduran porque las personas que acosan tienen poder económico y de influencia y eso repercute en cómo funciona la justicia penal sobre ellos, por ejemplo, un abusador con poder adquisitivo tiene más posibilidades de financiar un abogado que el individuo que realiza la acusación.

Ante esto, las denuncias informales que son publicadas en los medios de comunicación o las redes sociales cobran mayor importancia porque aunque no permiten acceder a la justicia en términos institucionales provocan un cambio en la mentalidad de las personas.

Es importante que sigan las denuncias informales aunque algunos dicen que hay que garantizar el debido proceso, pero no se está intentando habilitar un juicio formal, sino lo que se habilita es un cambio de mentalidad a través del diálogo y del debate público para ver como extrañas conductas que estaban normalizadas

– Lucía Núñez Rebolledo

Investigadora del CIEG

El tenor contestó a las acusaciones en un comunicado en el que reconoce que reglas y valores actuales son muy distintos de como eran en el pasado.

“Las acusaciones de estas personas anónimas que datan de hasta treinta años son profundamente preocupantes y, tal y como se presentan, inexactas. Creía que todas mis interacciones y relaciones siempre eran bienvenidas y consensuadas. Las personas que me conocen o que han trabajado conmigo saben que no soy alguien que intencionalmente dañaría, ofendería o avergonzaría a nadie”, dijo el español.

CONSECUENCIAS PARA PLÁCIDO DOMINGO

Domingo ya enfrenta las primeras consecuencias de las acusaciones. La Ópera de Los Ángeles, donde el tenor se ha desempeñado como director general desde 2003, anunció que contrataría a un abogado externo para investigar las acusaciones.

“La Ópera de Los Ángeles tiene robustas políticas de recursos humanos y procedimientos en vigor. De acuerdo con esas políticas, la ópera contratará asesoramiento externo para investigar las preocupantes acusaciones sobre Plácido Domingo”, informó la compañía en un comunicado obtenido por Efe.

Además, la Asociación de Orquestas de Filadelfia retiró su invitación a Domingo para que participe en el concierto de la noche de estreno del 18 de septiembre de 2019. La Metropolitan Opera de Nueva York dijo que esperaría los resultados de la investigación de la compañía de Los Ángeles antes de cualquier decisión final.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s