Un robot policía podría pedirte la documentación en una parada de tráfico

Un robot policía podría pedirte la documentación en una parada de tráfico

La robótica y la inteligencia artificial avanza a pasos de gigantes. Todas las semanas las grandes corporaciones anuncian alguna novedad y es difícil seguir el ritmo de tantas noticias que indican que estamos inmersos en una revolución tecnológicaque lo está cambiando todo.

Los robots ya están entre nosotros, y cada día su presencia será más importante. Hay corrientes que hablan de deshumanización, de alerta ante el peligro de que las máquinas terminen sustituyendo a los humanos.

Pero frente a esta visión más pesimista, tenemos una más amable: un mundo en el que humanos y máquinas colaboran. Los robots se hacen cargo de las tareas más peligrosas y rutinarias y las personas asumen las decisiones más importantes.

Robots para apoyar actividades de tráfico

En EEEU, cada año, la policía da el alto a millones de conductores. Durante esas paradas se producen miles de ataques a los agentes, que terminan con lesiones o muertes de agentes o sospechosos. También se produce un riesgo de accidente para el resto de vehículos que circulan por la carretera mientras se desarrolla esta operación de alto.

El norteamericano Reuben Brewer reparó en esa situación y decidió crear un pequeño robot que ayudase a los policías en estas detenciones para prevenir esos riesgos. El robot sería quien se acercase al coche detenido para el proceso de identificación, evitando al policía el primer contacto directo.

Robots para apoyar actividades de tráfico

Las primeras versiones del robot fueron realizadas en el garaje de Reuben, pero ahora forma parte del departamento de tecnologías aplicadas de una importante compañía contratista del gobierno americano, SRI International. Esta compañía tiene en desarrollo diversos programas de robots para usos militares y de seguridad.

Así será una orden de parada

Este robot policía no ha sido creado para sustituir al policía, que seguirá pidiendo a los vehículos que se paren. Cuando ambos vehículos estén detenidos, el policial y el sospechoso, el robot saldrá y se acercará al vehículo interceptado, creando una distancia de seguridad.

Durante la inspección, el policía y el conductor detenido permanecen en sus vehículos.
El robot está dotado de equipos de audio y vídeo para garantizar la comunicación entre el policía y el otro coche.

El robot también cuenta con otros sistemas inteligentes, como un lector para escanear el carnet de conducir del conductor o una impresora para imprimir multas o citaciones para que las coja el conductor. Todo esto se produce en un entorno seguro, sin contacto entre las partes.

El robot facilita la tarea rutinaria de identificación y expedición de documentos, pero es el policía el que toma la decisión.

Mientras el robot se mueve junto al vehículo, coloca por debajo de las ruedas del coche una tira de pinchos para que el sospechoso no pueda huir.

Con ese sistema, el primer golpe del ataque de ira y la probable respuesta del policía, se la lleva una máquina, y no una persona. En la mayoría de las ocasiones todo terminará sin incidente, y el policía solo intervendría si la cosa fuese a más. Pero ya contaría con una información previa visual muy importante de lo que se puede encontrar cuando se acerque al coche.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s